sábado, 9 de agosto de 2008

Ruido

Silencio: Falta de ruido.

Estamos tan acostumbrados al ruido, que cuando llega el silencio, nos desconcierta y hasta nos asusta. Y a veces, aunque nos haga daño, seguimos escuchándo ese ruido por no sabernos solos.




Con la perspectiva que da el paso del tiempo, te das cuenta de que en el silencio te escuchas más a tí misma y que no quieres ni necesitas ruidos, sino sonidos agradables.

3 comentarios:

Poledra dijo...

Pues si, porque el silencio es maravilloso, tal vez por su escasez...pero escucharse a una misma en el silencio suele ser toda una experiencia.

Un abrazo, bonita.

Fran dijo...

Llegarán esos sonidos agradables y espero y deseo que ese ruido molesto de fondo desaparezca.
Un abrazo

amor es libertad dijo...

yo quiero música, música o voz de quien me quiera

bs