domingo, 25 de mayo de 2008

El caso de la mujer asesinadita


Es una comedia emocionante porque los protagonistas se amaban, pero no podían ser felices hasta no morir...
Es una comedia de intriga porque hay en ella una gran pasión de fuerzas telepáticas y un dulce y pequeño asesinato...
Es una comedia poética porque, mientras nieva en la calle, los protagonistas juegan con floreros que contienen tulipanes y tocan la zambomba con ternura...
Es una comedia escrita con sarcasmo y amargura, en la cual el humor, lo disparatado y lo poético son sólo el ropaje.


Esta "advertencia", firmada por el propio Mihura y por Álvaro de Laiglesia, aparece en la primera edición de la obra "El caso de la mujer asesinadita", obra que he tenido la inmensa suerte de disfrutar hoy en el teatro.

Había visto un reportaje en Telemadrid y me dije "A ver si voy a verla", pero con todo el jaleo del trabajo y de los exámenes, lo dejé un poco en el aire.
Hasta que esta semana, alguien que me conoce (y al que parece que caigo bien), me llamó para decirme que tenía un par de entraditas de regalo para ir al teatro.
Cuando me dijo la obra que era, casi me pongo a dar botes en la oficina. Así que después de una sesión de estudio en la biblioteca, me dispuse, junto a una amiga, a desconectar durante cerca de dos horas (que se me hicieron cortísimas).

Me he reído hasta que se me han saltado las lágrimas, las carcajadas se han convertido en sonrisas más suaves y se me ha escapado alguna lagrimita (cómo me pasa con otras obras de Mihura a las que siempre encuentro un puntito tierno) y he acabado con las manos coloradas y los brazos agotados de tanto aplaudir. Personalmente, me ha gustado muchísimo Isabel Ordaz ("La hierbas" de Aquí no hay quien viva) en el papel de Mercedes, la protagonista. Y algo que me ha encantado es la música, casi toda de Cole Porter, que en algunos momentos era otro protagonista más.

La representan hasta el día 8 de junio (si no amplían) en el teatro Fernando Fernán Gómez (el teatro del Centro de la Villa de toda la vida) y si tenéis oportunidad, se pasa un rato muy divertido en compañía de personajes tan peculiares y tan tiernos.

Yo os dejo aquí una de las canciones que salen en la obra (mi versión es la interpretada por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong) Cheek to cheek, que es una de mis canciones favoritas y que, para mí, tiene un significado muy especial.



12 comentarios:

Fran dijo...

Mírala a ella que suerte tiene. Yo el teatro, disfruto de ciertos Estudios 1, que un alma generosa tuvo a bien compartir conmigo.

Si hace gira por provincias, me acercaré a verla, que seguro que disfruto.

Un abrazo y ánimo que ya queda menos

Armida Leticia dijo...

Gracias Silvia por visitar mi blog, te pondré en mi bookmark, para seguir visitándote.

En México, por los años 40's o 50's, se filmó una película con ese nombre, la protagonizaron, Gloria Marín y un actor del que no recuerdo su nombre, el argumento es el que tu describes.

Saludos desde México.

Capri c'est fini dijo...

Qué genial era Mihura, me encanta y la obra tiene muy buena pinta y encima con Isabel Ordaz, que es injusto que sólo se la recuerde como al Hierbas (aunque a mí me hacía mucha gracia). Qué asco los que vivimos en "provincias" que no podemos disfrutar de cosas así, con lo que a mí me gustan... todo será darse una vueltecita por Madrid. Un saludo.

Poledra dijo...

Jooooo, y yo hasta arriba de trabajo..no hay derecho..que buena pinta tiene!!

Un abrazo

Blas de Lezo dijo...

Qué envidia sana me das, aquí en Gijón hay teatro pero en menor cantidad. Me encantaría poder ir mas al teatro.
La pasada semana fui al Jovellanos a ver "El guía del Hermitage" con Federico Lupi. me encantó y me demostró por enésima vez que la belleza sólo reside en nuestra imaginación.
Si tienes oportunidad vete a verla, merece la pena.

Un abrazo,

Blas

Oshidori dijo...

Ah, es que uno es indio y sólo piensa en las inmensas praderas, en los valles sombríos y en los rostros pálidos que nos persiguen para humillarnos siempre...
La vi en 1982, con Amparo Rivelles y Javier Escrivá. Deliciosa.
La película a que se refiere Armida Leticia es de 1955, la dirigió Tito Davison y la interpretaron en los principales papeles Gloria Marín, (una lindísima mexicana que falleció en 1983) y el valenciano Jorge Mistral, suicidado en Ciudad de México en 1972.
Parezco una enciclopedia, rediez.
Muchos besicos.

Silvia dijo...

Fran, te tengo que remitir la lista actualizada, que estoy yo en negociaciones para conseguir unos cuántos más.
Estás a tiempo de hacerte una escapadita a Madrid y verla...

Armida, bienvenida. La película es la que también menciona Oshi y recuerdo, algo difusamente, haberla visto con uno de mis abuelos.

Capri, sé también bienvenido. Sé que después de Madrid, va a Vitoria, pero me da que te pilla un poco a desmano. Te digo como a Fran, ¡vente p'a Madrid!

Poledra, yo andaba también hasta arriba, pero una escapadita como esta hace que luego se cojan las obligaciones con más ganas.

Blas, yo envidio que tú tengas el mar tan cerca de tu casa.
Aquí hay muchas cosas que hacer, pero el tiempo y el dinero no acompañan en muchas ocasiones.
El sábado hablaba de la cantidad de cosas que voy dejando pendientes y que tengo que hacer cuando me jubile y que van a hacer que tenga una de las jubilaciones más estresantes de este planeta. (y eso que aún me faltan más de 30 años para jubilarme y la lista de pendientes crecerá y crecerá...)
La de Luppi, tendrá que ser si la vuelven a representar en Madrid, porque cuando estuvo en Madrid me fue imposible asistir...

Oshi, muchísimas gracias por compartir tus conocimientos sobre el mundo del teatro (y del cine). Yo ando detrás de esa versión cinematográfica, a ver si me hago con ella (y con otra versión Argentina que hay). Como le dije a Fran, ya te pasaré la lista actualizada.

Un abrazo cargado de besos para todos

Lúcida dijo...

Que rabia no tener tiempo para disfrutar de tantas cosas...

SOMMER dijo...

Carajo Silvia, qué suerte poder reir hasta llorar.

Envidio...

Vitore dijo...

yo digo un poco lo que decía fran el primero, los que tenemos unos añitos, disfrutamos en su día de obras del genial Mihura en los famosos Estudio 1 de TVE. No es igual de emocionante que el teatro, pero aquellas obras despertaron en mi jovencita sesera, el gusto por el teatro en sí. Beso.

Silvia dijo...

Lúcida y cuando hay tiempo no hay dinero. O se carece de ambas cosas...

Sommer, yo he logrado llorar hasta reírme de mi misma. Será que me gusta demasiado reírme.

Vito, yo soy algo más joven, que no tanto y recuerdo algunos Estudio 1. Y tengo unos cuántos jejeje.

Besos a todos

Anónimo dijo...

Gracias, Oshidori. Había estado buscando esa cita del indio por mucho tiempo, me encanta la película, no la he visto puesta en escena, pero me imagino que debe estar padrísima :)