miércoles, 31 de mayo de 2006

Divagación

Cuando ví esta tarde este artículo de Turulato, me quedé pensando 'esa cara (la del perro) me suena'. Siempre que tengo esa sensación de familiaridad, no para hasta recordar porque me resulta familiar. Pueden pasar horas hasta que se me encienda la bombilla y salte en voz alta 'ya lo tengo'. Esta noche me pasó mientras cenaba, ante la mirada sorprendida de mi propia perra. Se me encendió la bombilla y en mi mente, tenía claramente dibujado el cuadro en cuestión, pero leñe...no recordaba el nombre. Así que nueva sesión de estruje de meninges hasta que lo recordé.

Al continuar leyendo a Turulato (caballero, no sabes lo que estoy aprendiendo de tí) y ver como poco a poco va desvelando el misterio, me he dado cuenta de lo equivocada que estaba cada vez que miraba ese cuadro.
Porque en vez de ver a una pareja de recién casados, yo veía a un matrimonio ya asentado, con la mujer en estado de buena esperanza, supongo que por los ropajes abultados y esa mano apoyada suavemente sobre el vientre (como si estuviera protegiendo al niño no nato).

Y al darme cuenta de eso, he pensado en cuántas más cosas me habré engañado por ignorar el contexto. ¿Qué porcentaje de lo que he visto no estará influido por mis prejuicios o experiencias? ¿Y qué imagen, libro o sonido hay fiable? Quizás todo haya pasado por el filtro selectivo de mis neuronas... Y las personas a las que he conocido, ¿las he visto realmente o he 'visto' lo que yo quería ver?

Divagando sobre todo esto, recordé una conversación con un amigo hace años, en la que uno de los dos dijo "quizás tú sólo seas un producto de mi mente enfermiza...". Viendo la relación que mantenemos ahora ambos, me apena el reconocer que había algo de razón. No fue nuestra mente enfermiza, sino nuestra visión deformada.

8 comentarios:

unjubilado dijo...

De los cinco sentidos que tenemos, el más fino y más especializado de todos es el de la vista y sin embargo es el que más errores comete, a veces solo vemos lo que queremos ver y en otras ocasiones, por influencias externas no vemos lo que tenemos delante de los ojos.
Un saludo

Dianora dijo...

Pues sí que tienes razón, Elo, que lo que vemos lo adaptamos a lo que queremos realmente ver. Pero no te olvides que muchas veces se ve sólo aquello que los demás muestran. ¿Y entonces qué hacemos? Porque entre lo que se "malmuestra" y lo que interpretamos... imagínate el resultado :-S
Besitos

Turulato dijo...

Sir Bertrand Rusell desarrolló, en la obra Fundamentos Matemáticos (http://plato.stanford.edu/entries/principia-mathematica/), en algo menos de 200 páginas -en la edición que conozco- el valor de la unidad. Dijo que 1 podía ser uno; pero que también podía ser otro...
Damos por hecho que la percepción que tenemos de las cosas coincide con la realidad. Así, "Eloryn" -una inteligencia intuitiva poderosísima- ha contemplado una imagen en un cuadro y ha concluido -en el tercer párrafo del artículo que comentamos- que realidad representa. Modifica una percepción anterior, matrimonio, pero se aferra no a lo que está ante sus ojos sino a una concepción visual, que está registrada en su banco de datos memorístico, y concluye que es una pareja afectiva.
Imagínate que eres un cuadrado.. Ancho por largo y cero de alto. Estás en el suelo, como una baldosa; lo plano es tu mundo... Dominas tus sensaciones, tu ambiente, eres lista y capaz, baldosa mía.... (¿A qué ní Panoramix te había dicho un piropo así..).
Y hete aquí que en la baldosa aledaña se pone a botar una pelota de tenis... ¿Qué verías?. La pelota es esférica, tiene volumen, una dimensión más..
Para tí sería un ruido, quizá; o quizá una mancha en el suelo...Nunca comprenderías, ní llegarías a contemplar, a la pelota como tal. Pero tu percepción no invalida su existencia..
¿Qué existe?. ¿Lo qué es o lo que se percibe?; porque sólo lo que se percibe interrelaciona y y desarrolla líneas causa-efecto.. ¿Y existe aquello que no influye, ní siquiera ocupa lugar, en el mundo que le rodea?.
Porque sí para nosotros sólo es una ilusión..., ¿no estamos ante una pura abstracción conceptual?.
¿Un círculo blanco sobre fondo blanco es una obra de arte, un cuadro?.... Malevich, si.
¿Por qué sabes que existe "Turulato"?; ¿por qué escribe?. Es sólo un robot programado de la generación nanotrónica topológica...

Ric, ric,..chimpúm, chimpúm... TRTO 007 3/4.. informa.. ric, ric

Dianora dijo...

Cuando nuestro querido Turu termine con su artículo podré ser mas concreta en mi comentario.
Mientras tanto... Vamos a ver, Elo. Si cuando tú viste ese cuadro alguien te hubiera "contado un cuento" sobre el mismo, no adaptarías la realidad de lo que ves a lo que te cuentan? Y dejarías de ver ese matrimonio asentado para ver a los protagonistas de "ese cuento", pero éste no tiene por qué ser verdad y puede ser ficción, con lo cual tu realidad también sería moldeable, por agentes internos y externos...
Y que digo yo... Cuál es la realidad? La que yo percibo o la que percibe mi vecino?
Qué hace que lo que a mi me parece bochornoso a mucha gente le parezca normal y viceversa? Nuestras realidades, nuestras percepciones, nuestras vivencias, nosotros mismos...
Sin nuestro granito de percepción y adaptabilidad... ¿existiría realidad?
Y si Turulato es sólo un robot programado, ¿por qué se hace querer? ¿Se puede querer a un robot?
Y si ésta es sólo una página de internet, ¿por qué me siento como en una tabernita con mi cervecita y mis pinchitos, teniendo una amigable charla con mis amigos?

Turulato dijo...

¿Pinchitos, he oido pinchitos?. Mí tener hambre..

eloryn dijo...

Unjubilado, no sabía que la vista es el más especializado de nuestros sentidos (jodío lo llevo que soy miope :-P). Para que no se engañe tanto nuestra visión, supongo que tendremos que liberar un poco nuestra mente de tanta influencia.

Dianora, ¿qué hacer? Pues seguir indagando, que es divertido y enriquecedor. A ver si así, entre lo que nos enseñan y lo que creemos ver, nos vamos aproximando un poquito a la verdad.

Turulato, gracias por los piropos. Esta baldosa los acoge con mucho gusto (mira que me han dicho cosas en mi vida, pero como esto, nunca).
No sé como percibiría la pelota, pero sé que estaría ahí. Una mancha fugaz, la vibración con cada golpe, el ruido, la excitación de mi vecina la baldosa ante cada nuevo bote...Pero tengo un problema: soy demasiado curiosa y trataría de despegarme del suelo e incorporarme. Si al final, se tropezará algún peatón conmigo...
No estoy segura de que exista Turulato, pero quiero creer que sí. Y si es un robot, está increíblemente bien hecho, porque como dice Dianora, se hace querer. Felicita al programador de mi parte :-)

Dianora, me alegra de que te sientas cómoda. Es fácil, porque eres una persona agradable y eso se contagia :-). Reciprocidad que le llaman...

Dianora, Turulato, ¿alguna preferencia con el tema de los pinchos? Bueno, mientras os lo pensáis, tiro unas cañitas y descorcho una botella de vino para acompañar...

Besitos a todos

eloryn dijo...

Perdone mi mala educación, unjubilado, que no le pregunté por sus gustos en tema de pinchos.

Venga, que corra el vino y la cerveza que hay que celebrar que recientemente ha sido el cumpleaños de uno de los parroquianos. Le mando un tirón de orejas virtual. ¿18 eran los que cumplías, no?

panoramix dijo...

Si es que ya estamos...cebando y emborrachando a la gente hasta virtualmente. ¿No te da vergüenza?
Anda, déjame un sitio que me líe con los mojitos mientras hablamos.
Turulato, no me le digas esas cosas a la rubia que luego se lo cree. Aunque mejor sí, díselo, que a mí ya no me hace caso cuando la piropeo.
Dianora, ese alguien del cuento que hablas no sabe lo que hace. Porque si le cuentas un cuento a la rubia quiere más, como los niños pequeños. Porque mientras tú le cuentas una historia, ella se queda con las palabras, sí...pero a la vez va observando e intentado comprender al ser humano que tiene enfrente.
Porque te pirran las personas y eres un poco 'voyeur' ¿verdad Baldosita? El mundo te llama la atención, pero lo que a tí te 'pone' es cuando el ser humano interactúa con su entorno o con otros seres humanos. Ahí si que te sientes en tu salsa.
Y hablando de salsa y pinchos...ponme uno de brandada de bacalao y unas anchoas de esas que trajiste a mi casa.
Un saludo