jueves, 3 de abril de 2008

Sex Shop

Hace un rato, mientras intentaba desayunar, leía el periódico. Y en la sección de Madrid del mundo, aparecía esta noticia. La noticia en sí, no tiene demasiado "chiste" pero me hizo recordar algo.

En la comida de estas navidades de mi grupo, en mi mesa había mucho cachondeo porque estuvimos tratando el tema de los sex-shop, las tiendas de condones y los juguetes sexuales. Tuve suerte, pues todos éramos unos cachondos mentales, y no hubo miradas reprobadoras ni falsas moralinas.

Y no hará cosa de un mes, con mi amigo canario estuvimos hablando del tema.
Yo le comentaba que en algunos sex shop de los tradicionales, entraba una mujer sola y que muchas miradas se clavaban en ella. Como si a los "parroquianos" habituales les goteara el colmillo pensando "Mmm, una viciosilla. A ésta me la trinco" y que eso no pasaba en sex shop más modernos y con un toque más femenino. Él decía que eso no era así y decidimos hacer el experimento.
Fuimos a un sex shop de los "tradicionales" del centro de Madrid y entramos por separado. No era un establecimiento muy grande y todo el material estaba puesto de un modo un tanto caótico. Además de mi amigo y el dependiente, había tres caballeros más. Entre vaginas de látex, fotos de pechugonas, réplicas de penes, esposas, bolas chinas y condones, yo curioseaba buscando lo que iba a comprar, mientras mi amigo observaba las reacciones de los otros señores. El dependiente y dos de ellos, no perdían ripio de lo que yo hacía y de lo que compraba. A saber que estaría pasando por su cabeza en esos momentos...

Más tarde, fuimos a uno de esos sex shop más "femeninos" y mi amigo canario hubo de darme la razón. En ese último, todo parecía ser tratado de un modo "más limpio", más natural y la verdad, menos cutre.

Por favor, a ver si ciertas personas se van dando cuenta ya, que no hay nada de malo en disfrutar de la sexualidad y que mientras haya consentimiento por ambas partes, cada uno es libre de hacer en su cama lo que le apetezca.

5 comentarios:

Fran dijo...

La suerte la tuvimos nosotros porque fue una charla muy educativa y divertida. Y poner algunas de las cosas que hablamos en práctica, ¡ni te cuento!. A mi tocayo el gaditano, loco lo tienes. Si no fuera porque está casado y es fiel, te tiraba los tejos, las paredes y hasta los cimientos.

¿Tu amigo el canario? Juas, juas, juas, que me muero de risa, "mi niña".

Castos besos

Turulato dijo...

Esto.. Me explique la diferencia femenino - masculino..
Por que no será la pintura...

Silvia dijo...

Fran, con todo mi cariño, ¡cabrito! Tú ya sabes porque te lo digo...

Turu, quizás sería más una diferencia entre tradición y modernidad.
Aquí los de toda la vida, suelen tener escaparates cubiertos por neones y grandes carteles que llaman mucho la atención, hay tanto de todo y tan "amontonado" que llega a agobiar, el personal es casi siempre masculino y menos colaborador con el cliente. Me da la sensación que están orientados a un público masculino heterosexual.

Los modernos (o con su toque femenino) suelen tener muebles y estantes de diseño, los escaparates son menos llamativos, todo está mucho más ordenado y no es tan agobiante (aunque tienen buen surtido), cada vez hay más mujeres al cargo, los dependientes suelen orientar a sus clientes, sobre todo a los primerizos en estas lides (y acabas picando, que la última vez que fui a La Juguetería iba a comprar unos condones y acabé comprando algunas cosillas más). Creo que están orientados más a un público femenino, parejas y masculino homosexual.

La verdad es que a uno u a otro, lo divertido es ir con tu pareja y lanzar determinadas proposiciones.

Besos pecaminosos

Thalatta dijo...

Ná que te iba a preguntar que dónde estaba el "femenino" pero ya lo dices por aquí arriba jejejeje
Besooo

SOMMER dijo...

Carajo Silvia. A este post solo le falta un corolario: AMEN

Besos