domingo, 18 de noviembre de 2007

Aprendiendo a "andar"

¿Os habéis fijado en los niños pequeños cuando aprenden a andar?
Se levantan tambaleantes, poco seguros de sí mismos. Un pasito, otro, se caen de culo y lloran. Pero vuelven a levantarse y a intentarlo. Algunos, tras un par de pasos solos, se embalan y quieren empezar a correr. Porque ellos saben que están hechos para corretear de un lado a otro.

Pues algo parecido me está sucediendo a mí con el curso del P.E.R. Porque aunque haya nacido en Madrid y mi familia sea del interior, sé que he nacido para navegar y estar en el mar.

La semana pasada fue la primera vez que goberné yo sola una embarcación y algo con motor más grande que la batidora. Me tiré toda la semana nerviosa y al llegar al muelle, no sé si tiritaba de frío o por los nervios.
Pero después de los bandazos de las primeras maniobras y de tener ganas de soltar el timón y volver a tierra, fui cogiendo confianza.
Un pasito más y calculo la posición por demoras (y solo fallo por medio grado respecto al GPS). Otro pasito y la ciaboga me sale bien. Me caigo y rozo con la amura de estribor en el pantalán cuando voy a atracar. El desánimo no me puede y vuelvo a levantarme.
Tambaleante, hago la maniobra de fondeo. Otro pasito más. Con la realización de las tres maniobras de hombre al agua, me embalo. Quiero correr y atraco en el muelle sin rozarlo ni rozar al barco que está en la banda de babor.

Tengo ganas de corretear por ahí. El otro día Paco, un compañero, se reía cuando le contaba que si me saco el título, el año que viene participaré en una travesía Cádiz-Las Palmas (si me cuadran fechas, que esa es otra).
Y cuando otro amigo que ya tiene el P.E.R. me habló de la regata Minitransat no pensé en que no tengo pajolera idea, sino que aunque por eslora puedo manejar la embarcación, no puedo alejarme de la costa con mi titulación.

El próximo fin de semana, tocan las prácticas de vela y la semana se me va a hacer eterna. Me muero de ganas de seguir corriendo.

3 comentarios:

Fran dijo...

¿Por qué no me sorprende lo de la travesía del Atlántico? ¿Quizás por el plan que hicistéis Paco y tú si nos tocaba la lotería de Navidad? O quizás por lo que hablamos el otro día de "diseño" y de sentimientos.
Yo tengo menos idea de la que tú tienes, pero cuando tengas tu título y decidas echarte una carrerita, ¿admites polizones?
un beso

Dianora dijo...

Yo me voy de polizón con Fran... para que el estar escondido no se le haga "largo" =P

Besos "capitana".

Silvia dijo...

Capitana, no. Llego a grumetillo y gracias.

Y no os preocupéis, que no tardaría mucho en encontraros, que son barcos pequeños.

Besos