jueves, 29 de noviembre de 2007

Ascenso

Me han ascendido. Después de mi fin de semana navegando en el Mediterráneo y de los vientos que tuve que sufrir, un amigo que ya es patrón, me ha ascendido de grumete a guardamarina.
La verdad es que no estoy yo muy de acuerdo con ese ascenso y creo que tengo que hacer más méritos. Por lo pronto, aprobar el examen del día 15. Y después de los exámenes de la facultad, irme algún fin de semana a seguir practicando. Qué la verdad es que tengo unas ganas enormes...

7 comentarios:

Fran dijo...

Así que guardamarina...¿y eso qué es?
Estoy seguro de que aprobarás el examen, sólo le tienes que dar un poco de caña a lo de las luces que hablabáis el otro día. Y no dejarte llevar por el desánimo, que últimamente te gana demasiadas veces.
¡¡Yo quiero mi vuelta en barco!!.
Y mi nano, ni te cuento. Que le tienes loco desde que sabe que su tita Silvia monta en barco como los piratas que tanto le gustan. Ya me ha preguntado que porque yo no lo hago...
Sigue así, que te veo de capitana de los mares del Sur. Ya encontraste hasta un pirata...
Un abrazo

Chus dijo...

Fran... EStá claro, guardamarina... es la señora que guarda las aguas del mar... uy, que te lo tengo que explicar todo.
Yo tamibén quiero mi vuelta en barco, y Ofelia, que la tengo aquí dormida a mi vera, también, que no teme nada el agua... va a ser la primera gata vigilante de la praya=P

Besos con sal.

Fran dijo...

Gracias por la explicación señorita Chus.
Juas, juas, ¡¡qué bueno!! ¡¡Silvia es una portera del mar!! Silvia, ¿con quién marujeas? ¿Con las gambas y los mejillones?
¿Vas a acercar un gato a Silvia? ¿Y ella va a estar sobria?
Pero si no los soporta...
Chus, ¿qué tal se dieron esos bizcochos de chocolate? Si te salen como a la rubia, ¿para cuándo una cata?
Besos

oshidori dijo...

Felicidades por su ascenso, loba de mar.
Muchos besos

Chus dijo...

Jajajajaja, Fran, Ofelia y Silvia se llevan bien, doy Fe =P
Y bueno, sí, la verdad es que gracias a la rubia triunfé con la cena.
Besos previos a un paseo en barco

Fran dijo...

Yo quiero ver las pruebas gráficas de esa relación de Silvia con Ofelia. ¿La que se envara cuando se le acerca un gato y se puede cortar la tensión a su alrededor? No me lo puedo creer.

Sé el postre de tu cena, porque me lo dijo para ponerme los dientes largos, pero estoy seguro de que el resto de platos no fueron unos filetes con patatas o unos huevos fritos. Ahora que estoy de Rodríguez, me regala tuppers con cosas ricas. Lo último: codornices con chocolate, que estaban para chuparse los dedos.
Si ya le digo yo que deje este sector que cada vez es más coñazo y se pase a la cocina, que además de gustarle, no se le da mal. y se evitaría tratar con cierta gente...

Besos

Silvia dijo...

Claro, Fran, marujeo con las gambas y los mejillones. Y yo que quiero que se sientan cómodas, las pongo un poco de arroz para que se recosten. Lo de que me las zampo luego, es para llevarlas siempre dentro de mí...

Chus, es un tanto exagerado decir que me llevo bien con tu gato. Ambas mantuvimos una política de ignorarnos mutuamente y de no agresión. Ah y en la cena no triunfaste gracias a mí, que te lo curraste tú. Yo solo te pasé recetas.

Gracias, Oshi, pero anda que no me queda para ser loba de mar...

Fran de nuevo. Una cosa es que me guste la cocina y no se me de mal del todo y otra es que me pudiera dedicar profesionalmente a ello. Me queda mucho, mucho por aprender. Y lo triste es que sigo sin poder plegar el tiempo.

Besos para todos