jueves, 1 de noviembre de 2007

El libro de la selva

Hace unos días se celebraba en Estados Unidos, el 40 aniversario del estreno de la película de Disney "El libro de la selva". Aprovechando la efémeride, han sacado en España una edición especial en DVD (que ya forma parte de mi filmoteca particular)

Y es que esta película fue una de las primeras películas que recuerdo haber visto en el cine, con tres añitos. Mi tía Merche, que fue quien me llevó, me dice que salí del cine pidiendo para mi cumpleaños un oso como Baloo (cantinela que me duró meses) y bailoteando como el rey Louie.

¿Recuerda alguno un anuncio por televisión en el que salía Baloo cantando al son de la marcha del coronel Hatti "un, dos, tres, plátano, Baloo un, dos, tres, plátano..." para promocionar el plátano de Canarias?. Ahora van a sacar una nueva campaña de promoción aprovechando la reedición del DVD.
Por cierto, a mí ese anuncio me convenció del todo. En un descuido de mi madre, me comí casi tres kilos de plátanos de una tacada (y escondí las cáscaras debajo de la cama).

Obviando mi indigestión, "la canción" de Baloo es y será siempre "Busca lo más vital".





Y por supuesto, una de las mejores canciones de toda la filmografía de Disney "Quiero ser como tú", que en su versión original cantaba Lou Prima (el de "I'm just a gigolo") como el rey Louie



7 comentarios:

Fran dijo...

¿Tres kilos de plátanos? ¡Animal!
Seguro que con el dolor de tripa que te provocó, se te quitaron las ganas de probar un plátano en tu vida, ¿no?
¿Cuándo la veas con tus sobrinas puedo asistir de público? Es que yo sé de una "peque" grande que seguro que baila con el número del rey Louie. Doy fe en esta taberna de que se sabe la canción enterita, hasta la parte que silba el mono pequeñajo.

unjubilado dijo...

Yo esta película la ví en Madrid, pero con más añitos que tú y posiblemente en el cine Conde Peñalver, por supuesto me encantó.
Una pequeña anécdota: Cuando estuve en Venezuela íbamos buscando plátanos, pero eran de casi medio metro y para freir, hasta que en un establecimiento vimos un montón de plátanos y cuando le pedimos un par de kilos nos pesaba los grandes y saliendo a la puerta del establecimiento le señalamos los pequeñitos, cuál no sería nuestra sorpresa al decirnos que eso no era plátano, era cambur.
Posteriormente nos tomábamos un batido de cambur a cualquier hora del día.
Un saludo

Turulato dijo...

Una de mis lecturas preferidas ha sido siempre "El Libro de las Tierras Vírgenes".. Bueno, no. La preferida, en absoluto. Creo que condensa las peculiaridades de la condición humana.
Vi la película, hace mucho. Ahora me daría algo de miedo.. Por si descubría que había dejado de sentir como aquel niño que fui..

Silvia dijo...

Fran, pues no. El plátano sigue siendo una de mis frutas favoritas. Un manjar exquisito es zumo de naranja, plátano y galleta maría (aunque me sé de alguno al que le gusta más con Chiquilín) todo en papilla.
¡Claro que me sé la canción del rey Louie entera! ¡Faltaría más! Menudas cosas que tienes...
Te admito como público, si tú me haces los coros y el bailecito como Baloo.

Unjubilado, me anoto lo del cambur por si voy algún día a Venezuela. Aunque mientras gobierne Chaves, a mí que no me esperen por allí. El plátano ese grande (aquí los he visto anunciados como plátano macho) están ricos cortados finos y fritos como si fueran patatas fritas.

Turulato, también me gusta mucho ese libro. Y Kim. Recuerdo haberlos leídos hace mucho tiempo así que tendré que releerlos en cuanto tenga ocasión. Y si te da miedo, te invito a la sesión especial con Fran y Silvia a los coros. Que eso que te puede dar miedo.

Besos a todos

Fran dijo...

¿Esa papilla no es lo que se le da a los niños pequeños? Si yo sé que estás hecha una jovencita.
Por cierto, jovencita, que no me he olvidado. ¡Felicidades!
Un abrazo

Thalatta dijo...

Mi película favorita sin dudarlo de las antiguas de Disney (con permiso de Bambi que como provocaron un trauma horroroso con eso de matar la madre no la pongo la primera).
Y en cuanto al libro me quedo con la fantástica Bagheera.
Fue la primera película en vídeo que compré (original ¡oiga!), mi hijo mayor no tenía ni 2 añitos.

Silvia dijo...

¡Muchas gracias, Fran! Me hizo mucha ilusión, que nadie más se acordó (cosa por otra parte normal jejeje).

Sí, de las antiguas es la mejor junto a Fantasía. Y para elegir una de las modernas, tengo un grave problema, porque me gustan varias. Quizás me quede con Aladdin. O con La Sirenita. O con La bella y la Bestia. O con Monstruos S.A. Aunque Timón y Pumba...
¡Jo, soy peor que los niños pequeños!

Besos