domingo, 18 de noviembre de 2007

Cambio climático

El otro día charlaba con lo que mi amigo Carlos llama un ecologista sandía (verde por fuera, rojo por dentro) sobre el cambio climático. Cuando le planteé mis dudas al respecto, me llevé el apelativo de "fascista" y un mítin gratis. Que tengo yo un ojo para ir a charlar con los más intolerantes de los "tolerantes".

Existe el cambio climático. No puedo negar esa evidencia. Tampoco es el primero que se da en este planeta, según lo demuestran evidencias paleoclimáticas. Lo que me produce muchas dudas es que sea el hombre el responsable de todo esto, aunque parezca los más probable.

Entre otras cosas, no hay evidencias suficientes que avalen esa tesis. En Marte, por ejemplo, también se está produciendo un calentamiento del planeta y que yo sepa, no hemos metido mano aún allí.
Luego veo que más que motivaciones puramente científicas o ecológicas hay detrás de todo motivaciones económicas. Que no me parecen mal, que conste. Lo que no me gusta es que me vendan las cosas como lo que no son.

Mientras, y a pesar de esas dudas, seguiré haciendo como hasta ahora y trataré de no derrochar los recursos naturales. Porque al fin y al cabo, esto es una labor de todos.

2 comentarios:

Fran dijo...

Mira que te gusta discutir y hacer de abogado del diablo.

Fernando G.F. dijo...

La teoría de que los extremos se tocan!!! ¿Quién era el fascista? La sandía.