martes, 3 de noviembre de 2009

Porque no vas a ser tú la que siempre se acuerde


Es un hermoso nombre el de Silvia. Tiene una bella sonoridad. Suena a selva, suena a flor, suena a pajarillo. Y es las tres cosas a la vez. Evoca la frondosidad, la plenitud de vida y el misterio de la selva, la belleza de la flor y la alegría y libertad del pajarillo.

Silvia es el nombre que se disputan un buen puñado de plantas diversas entre sí. Es el nombre de un pájaro de la especie de las currucas. La más común en España es la curruca de cabeza negra (Sylvia atricapilla). Es una avecilla de pequeño tamaño y plumaje modesto, con el pico delicado y la cola medianamente larga, cuadrada, compuesta de 12 plumas. Se alimenta de insectos y larvas, aunque en el otoño pica a veces la fruta. Es una ave migratoria. Pasa el invierno en África. En la incubación de los huevos se alternan el padre y la madre. Una bella singularidad que se da en poquísimas especies.

Santa Silvia fue la madre de San Gregorio Magno, papa; un personaje clave en la historia de Occidente. No existe desafortunadamente una vida de Silvia y todo lo que existe concerniente a ella son unas pocas y escasas noticias. Aparentemente era de una familia distinguida como la de su marido. Silvia fue notoria por su gran piedad, y dió a sus hijos una excelente educación. Fundó un monasterio en el que vivió buena parte de su vida. Se dedicó a aliviar las penas y la pobreza del pueblo. Su hijo gustaba de hablar de ella en los sermones y ponerla como ejemplo a imitar.
El Papa San Gregorio Magno tenía un retrato en mosaico de sus padres, ejecutado en el monasterio de San Andrés, que es descrito minuciosamente por Juan Diacono (Johannes Diaconus ) (P.L., LXXV, 229-30). Silvia fue retratada sentada con la cara a la vista, y en la cual las arrugas de la edad no pudieron extinguir su belleza; los ojos eran grandes y azules, y la expresión graciosa y animada. El Papa Clemente VIII (1592 - 1605) inscribió su nombre el 3 de Noviembre en el Martirologio Romano. Es invocada por las embarazadas para un parto seguro.


Santa, lo que se dice Santa, tú como que no. Muchas felicidades y que tengas un día estupendo.

5 comentarios:

Silvia dijo...

¡¡Muchísimas gracias!!. Me ha hecho mucha ilusión. No sabía lo del pajarillo, pero me gusta.
Y Santa... con ser un Ser Humano (o intentarlo) ya tengo bastante.

Barbara dijo...

MUCHISIMAS FELICIDADES DE CORAZON!!

bss

Turulato dijo...

¡Toma castaña!. Capitán... Acabas de recordarme uno de los mejores discursos que he escuchado en toda mi vida; y, con esta felicitación, suman tres. ¿A quien felicito?. ¿A una porque quiero o al otro porque debo?. A los dos. Porque lo merecéis.

Solo un matiz, macho. Para Silvia, un beso; tú conténtate con un abrazo.

Silvia dijo...

Muchas graicas Barbara y Turulato.
Y muchos besos

Fran dijo...

Turulato, yo que me he afeitado y todo para que me dieras un casto beso... Como dice Silvia, ¡¡Hombres!!