miércoles, 25 de junio de 2008

Diálogo con Hyde

- Quizás debería creer en todas esas supercherías y rituales, haber hecho una hoguera y quemado aquello malo de mi vida, de lo que me quiero deshacer.
- ¿Y por qué no lo hiciste? Eso no hace mal a nadie...
- Porque me da que prenderse fuego a lo bonzo, tiene que ser tremendamente doloroso.

5 comentarios:

Lúcida dijo...

Pero chica... y ese pesimismo?
Deja guardado ese Hyde, no va con el color de tus ojos ;)

Fran dijo...

¡Qué cambio respecto a lo anterior!.

Como te han dicho, deja a Hyde tranquilo, que no va con el color de tus ojos y que aparezca simplemente Silvia.

alelo dijo...

¡Qué fuerte!

Silvia dijo...

Hyde es esa parte más tétrica, cruel, pesimista, algo pedorrilla y más cafre que tengo.
La parte que intenta aflorar cuando las cosas no van (o creo que no van) y acecha cuando estoy triste o cabreada para meter el dedo dónde más duele. La que se le da de miedo zancadillearme en algunos de mis avances y que se nutre de todos mis miedos y dudas. Esa parte que mantener oculta a los ojos de los demás no vaya a ser que huyan despavoridos (o eso creo)

La "conversación" no es de ahora, sólo la recordé de hace unos años. No sé muy bien como explicarlo, que sabido es que se me va mucho la olla, pero estas charlas entre Jekyll y Hyde son una especie de vendetta del primero, como si quisiera demostrar lo absurdo de las afirmaciones de Hyde.

Leyendo lo anterior, no sé si empezar a pedir ingreso voluntario en Ciempozuelos...

Besos

Silvia dijo...

Alelo, me sorprende mucho ese ¡Qué fuerte!. No sé muy bien por dónde pillarlo.

Un abrazo