viernes, 27 de junio de 2008

Llega la operación bikini a la Comunidad de Madrid

En épocas de vacas flacas, mi "querida" Espe "la que no llego a fin de mes con mi sueldo de casi nueve mil euros al mes" ha decidido prescindir de algunos consejeros para "adelgazar los gastos de la comunidad de Madrid".

Si es lo que pasa por irse a la playa. Que una se mira en ojos de otros y le entran las inseguridades con los michelines. Y ella este fin de semana pasado en Valencia, vió que tenía un par de ellos (Lamela y Prada) y eso no puede ser.

Espe, no desesperes. Que entre tus dietas en la Comunidad de Madrid y lo que nos ajustamos el cinturón los otros, Madrid te va a quedar con un tipín...

Lo que me pregunto es, ¿por qué será que adelgazamos económicamente siempre por el mismo lado (por el del ciudadano de a pie)?

6 comentarios:

Fran dijo...

A tu última pregunta no sé que responder, pero te diría que a veces es por huevones.

N-A-S-A dijo...

A la espe la daba yo mi sueldo y no tendría ni para un tanga en verano, a lucir palmito si eso!

Suel dijo...

Buenas Silvia, me paso para agradecerte la visita y el comentario. Me he dado un paseillo por el blog y la verdad es que me he quedado con ganas de más (sólo he llegado al día de la quema a lo bonzo), así que en cuanto tenga un ratito ve doy otro paseo.

SOMMER dijo...

Genial Silvia. Sencillamente genial.

P.D. De todos modos, los michelines de la Espe, eran grandes de cojones....

Armida Leticia dijo...

Paso a dejar un saludo cariñoso desde México, ¡Felices días de verano!

Silvia dijo...

Fran, tú lo has dicho. Por huevones. A veces pienso que habría que afilar las hojas de la guillotina...

N-A-S-A, la imagen mental que se ha formado de Esperanza Aguirre en tanga en mi cabeza me va a costar una pasta en terapias jejeje.

Suel, bienvenido. Vuelve cuando quieras y me alegro de que te gustara.

Sommer, a ver si se sigue quitando michelines y empieza por eliminar algunos altos cargos que no hacen nada y chupan bien del bote.

Armida, muchas gracias por los deseos de felicidad. Te digo lo que a Suel, ¡vuelve cuando quieras!

Besos para todos