domingo, 18 de junio de 2006

Banda sonora

Anoche al volver de almorzar en Ávila (fue una sobremesa un poco larga), estaba terriblemente cansada. Así que me propuse un plan tremendamente atractivo: pasear a la perra (eso no es atrayente, pero he estado de Rodríguez y me tocaba), duchita relajante y dormir muchas horas.
Los dos primeros objetivos del plan los conseguí pero cometí el craso error de poner la tele para escuchar algo de música. Y adiós al tercer objetivo...
Ayer se celebró en Madrid el el concierto conmemorativo de los 40 años de la cadena de radio “Los 40 principales” y ahí estaba gran parte de mi propia banda sonora, en mi televisión. Y no pude resistirme a bailar y cantar hasta altas horas de la madrugada, con mi perra ‘ojiplática’ ante mis ‘locuras’.

Cambio de canal y ahí están: “Hombres G” La de veces que habremos cantado mi amiga Mary y yo, de pequeñas, sus canciones a voz en grito por la calle…(Alaska, Mecano o Duncan Dhu, entre otros, también formaban parte de nuestro repertorio)



Con los primeros acordes de “Promesas que no valen nada” yo ya estaba pegando botes en el salón de mi casa, mientras cantaba (¡Qué raro que hoy no haya llovido o qué no me hayan linchado los vecinos!) y abría la caja de Pandora de los recuerdos.

”Al calor del amor en un bar”. Viaje de fin de curso en el instituto. Un bar en la Grand Place en Bruselas. El ‘hermanamiento’ con otros estudiantes de Zaragoza y de San Sebastián, acabó con los ‘tercios’ españoles expulsados del bar. ¡Qué ‘saboríos’ los belgas!



“Sabor de amor" y el verano del 92. Inolvidable. Hasta el momento, ha sido mi último verano de vacaciones, ya que desde entonces curro todos. Esos bares de la calle San Juan y de las Llanas en Burgos, dónde mi tocaya y yo nos hicimos pasar por guiris y estuvimos de vacile todo el verano. Si no llego a tener buena memoria para las caras…nos habrían partido las nuestras en más de una ocasión.

“19 días y 500 noches” de Sabina y una noche en una playa caribeña con algunos de los irreductibles...“Cacho a cacho”, que fue la siguiente canción, y cierta conversación muy esclarecedora con Carlos sobre los “ojos de cuero y la risa del perro” en un bar en Embajadores.



"Insurrección", la ruptura de una amistad y una época un tanto confusa...

Cientos de noches de juerga con el "Chiquilla" de Seguridad Social, "Escuela de calor" de Radio Futura y unas cuantas canciones más de las que se oyeron ayer.



"Déjame" y la dedicatoria a una persona tras otra ruptura, esta vez de pareja.

"Lobo hombre en París" de la Unión sonando de fondo en un viaje a Granada en tren, mientras charlaba toda la noche con una profesora que me enseñó mucho (y no sólo sobre la materia que impartía)
Mi hermana Raquel, con tres o cuatro años, los tacones de mi madre y un abanico, bailando el "Amante bandido" de Bosé.

Y mi momento de bajoncillo, de la mano de Amaral y Antonio Vega.



"Como hablar". La primera vez que escuché esta canción, vinieron a mi mente unos ojos color chocolate que perdí hace tiempo...Estoy segura de que a su propietario le encantaría esta canción.



Y como si supieran en que estaba pensando, la siguiente canción fue "El sitio de mi recreo", una de mis canciones favoritas. Será porque me recuerda al dueño de esos ojos color chocolate.

No están todas, pero anoche, estuvieron muchas. Y aunque algunas cosas duelen, fue bonito recordar.

5 comentarios:

Dianora dijo...

7 de la tarde y me meto en la ducha. La música siempre me acompaña, pero esta vez no es un cd, pongo los 40 y comienza el concierto. Pasillo arriba y abajo mientras me "adecento", voy cantando y bailando mientras mi sobrina me pregunta "¿qué estás haciendo tita Chus?"
Me monto en el coche y ahí sigue la música, acompañándome. Después, el autobus, con mi Mp3. Nos juntamos todos y vamos a cenar, donde en pantalla grande no tenían futbol, sino el concierto... Comentarios de todo tipo, pero es que todos conocíamos la música, a todos nos gustaba y todos hemos hecho "el ganso" alguna vez con muchas de esas canciones.
No fui al concierto, pero entiendo cada uno de los recuerdos que tú tuviste al escuchar esa música, porque yo tuve otros tantos. Y cierto, no eran todas, pero había tantas...
A mi me faltó "One", de U2, canción que siempre será capaz de emocionarme y de traerme tanto bonitos recuerdos como otros un poquito más tristes.
Un beso y que sigas bailando, suene o no la música.

7cuervos dijo...

Musica... pocas cosas tocan el alma como la musica... pero no solo toca el alma, la musica tiene el poder de recolocar el alma... puede ordenarlo a su antojo... y creeme, de eso se un poco.. llevo años utilizandola sin que se den cuenta los espectadores... y a ser posible sin que tan siquiera la oigan.. pero su alma la escuche...

Un beso...

Por cierto, los anteriores mensajes estan en las perchas asesinas.. y en el de Cyrano...

eloryn dijo...

Dianora, ¿qué sería de las fiestas patronales sin todo el pop español de los años 80-90? :-) Y que tire la primera piedra, quién no haya hecho el ganso (lo confieso: bailé la Macarena...pero era joven, había tomado alcohol y... :-P)
Yo necesito algo de música todos los días. ¿Qué no tengo el mp3 a mano? Pues canturreo (más bien sería decir que asesino a la pobre canción, pero bueno...)

7cuervos, ya leí el resto de los mensajes y contestaré en cuanto le robe al tiempo otro momento.
Me gustan tus palabras sobre la música y el alma...

Besos

panoramix dijo...

¡De cachondeo por Ávila! Así podía estar llamándote yo a la oficina el sábado...
El pop de los años 80...Mi primer coche, los tonteos con las chicas, las primeras juergas, mi primera y última novia formal (ahora es mi mujer)...

¿Qué bailaste la Macarena? JA! JA! JA! Oprobio sobre tu persona y según tus propias palabras, "el estar borracho no es ninguna excusa y uno tiene que ser responsable de sus acciones". Te recordaré esa infamia hasta el fin de tus días...
Últimamente mucho recuerdas a tus 'ojos color chocolate'. Se nota que se acerca tu cumpleaños...
Besos

eloryn dijo...

Para un día que me tomo libre, tienes que ir a llamar.
Ah, dile a tu mujer que en Ávila decidimos hacer una cena para mujeres, así que dile a tu mujer que se dé oficialmente por secuestrada. Ya le notificaré con antelación la hora y lugar de su secuestro ;-). Y antes de que digas nada, no, no puedes venir. Los únicos hombres que van a asistir son Javi y su novio.

Para mi cumpleaños aún faltan unos cuántos días. Y no es porque sea el mío, sino porque también era el suyo.