miércoles, 21 de junio de 2006

Una de humor...(¿o se parece demasiado a la realidad?)

Cómo llamar a la policía...

Tengo un sueño muy ligero, y la noche pasada noté que había alguien andando sigilosamente por el jardín de la casa. Me levanté silenciosamente y me quedé siguiendo los leves ruidos que venían de fuera, hasta ver una silueta pasando por la ventana del baño.
Como mi casa es muy segura, con rejas en las ventanas y trancas internas en las puertas, no me preocupé demasiado, pero estaba claro que no iba a dejar al ladrón allí, contemplándolo tranquilamente. Llamé bajito a la policía e informé de la situación y di mi dirección.
Me preguntaron si el ladrón estaba armado o si ya estaba dentro de la casa. Aclaré que no, y me dijeron que no había ninguna patrulla cerca para ayudar, pero que iban a mandar a alguien tan pronto como fuera posible.
Una par de minutos después, llamé nuevamente y dije con voz calma:
- Hola, hace un rato llamé porque había alguien en mi jardín. No hay necesidad de que se apuren. Ya he matado al ladrón con un tiro de escopeta del 12, que tengo guardada para estas situaciones. Joder! ¡El tiro lo ha destrozado! Está hecho una mierda.
Pasados menos de tres minutos, había en mi calle cinco coches de policía, un helicóptero, una unidad de rescate, un equipo de TV, un grupo de los de los derechos humanos ...
Agarraron al ladrón in fraganti, el cual estaba mirando todo con cara de asombro. Tal vez estuviese pensando que era la casa del Jefe de Policía.
En medio del tumulto, un inspector se aproximó y me dijo:
- Creí que había dicho que había matado al ladrón.
Yo contesté:
- Creí que me habían dicho que no había nadie disponible.

3 comentarios:

Dianora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dianora dijo...

Jajajaja, y yo preguntándome que "dónde vive esta muchacha"? :-P
Besos

eloryn dijo...

El día menos pensado no te extrañe que salga en las noticias por algo así, pues según 'Cuatro' vivo en el tercer barrio más conflictivo de toda España (claro, me meten a la escoria del Salobral y están muy equivocados, eso NO es mi barrio). Es una exageración desmesurada, que me cabrea muchísimo...
La referencia a la realidad...El año pasado me atracaron a punta de pistola en el trabajo y los atracadores, no contentos con eso, me amenazaron telefónicamente. Cuando llamé al 112, bastante acojonada (durante el atraco me tuvo de rodillas con la pistola amartillada apoyada en mi frente), me dijeron que si no veía al que me amenazaba, tenía que salir e ir a comisaría a poner una denuncia. O sea, que si hubiera estado a la vuelta de la esquina, 'ajo' toca.
Al ampliar la denuncia en la policía nacional, el jefe de la brigada, dijo que me mandaría unos agentes a las horas de apertura y cierre de la oficina para que estuviera más tranquila...Aún los estoy esperando.
Quizás tenía que haber dicho lo de la escopeta...
Besos